Iniciativa perversa en Yucatán

En esta época navideña en que el consumo de bebidas alcohólicas aumenta, las autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública y de Tránsito de estados del país elevan sus medidas de control para evitar que la gente maneje en estado de ebriedad y provoque accidentes fatales.

De igual forma sucede con las autoridades de la Secretaría de Salud, encabezada por José Narro, quienes se encuentran alertas en toda la red médica del país para atender casos de consumo excesivo, pues hay entidades donde la forma de beber sigue siendo alarmante, como sucede en Yucatán, de Rolando Zapata Bello, quien se despedirá del gobierno estatal con cifras de consumo de alcohol verdaderamente preocupantes que su secretario de Salud, Jorge Eduardo Mendoza Mézquita, nunca pudo combatir o explicar.

Y es que en ese bello estado en donde el calor es apremiante, y en el cual 51.4% de los yucatecos se asumen como consumidores consuetudinarios de alcohol, de acuerdo con la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic), sucede algo verdaderamente terrible, y es que se destaca con el “honroso” primer lugar nacional de intoxicaciones agudas por consumo de bebidas alcohólicas desde hace por lo menos un par de años.

Por citar un dato, de acuerdo con el Anuario de Epidemiología de la Secretaría de Salud, en el 2016 se reportaron 9,380 casos, y en éste no se prevé que la situación sea diferente pues por ejemplo el número de expendios ha incrementado, al punto de haber más establecimientos de venta de alcohol que escuelas de educación básica.

Esto salió a relucir en el 19 Congreso Internacional Contra las Adicciones realizado hace unas semanas en Cancún, donde se reveló que los yucatecos comienzan a consumir bebidas alcohólicas es entre los 15 y 17 años, además de que hay 14% de casos en los que la edad se reduce hasta los 13 años.

No obstante, siguen sin tomarse medidas efectivas que ayuden a disminuir la forma de beber e incluso hay sectores muy interesados por eliminar barreras de distancia a los expendios de alcohol, como el del sector comercio, representado por la Cámara Nacional de Comercio de Mérida (Canacome) y liderado por Juan José Abraham Daguer, quien hace unos meses pretendió impulsar una iniciativa de ley para que puedan abrir más establecimientos sin control de distancias como actualmente lo dicta la ley de salud estatal.

Así que imagínese lo que se espera para este diciembre, cuando los brindis y convivios están a la orden del día, motivo suficiente para que los nosocomios y cuerpos de seguridad se encuentren en máxima alerta. Mientras tanto, estaremos esperando cómo cierra el año Yucatán en esa materia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s