Vuelve el “dedazo”

El nuevo secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), José Antonio González Anaya, aseguró que durante su estancia al frente de la dependencia se le dará continuidad a la consolidación fiscal y estabilidad de las finanzas públicas del país.

“Los retos están muy claros, el mensaje es de continuidad (…) Las instrucciones que tengo del presidente es darle continuidad a las políticas que se han venido haciendo para darle estabilidad a la economía, mantener las finanzas sanas, promover el desarrollo del sector financiero y que el presupuesto se ejerza de la mejor manera posible”.

Durante su nombramiento el presidente Enrique Peña Nieto también lo instruyó para impulsar políticas prioritarias como la formalidad de la economía, la inclusión financiera y las instituciones financieras tecnológicas  (fintech).

Al tomar protesta como el tercer secretario de Hacienda en este sexenio en Palacio Nacional, comentó que se mantendrá un manejo prudente del endeudamiento y se respetará el acuerdo de certidumbre tributaria, es decir, no se crearán nuevos impuestos ni se subirán los existentes.

“Regreso a la Secretaría para dar continuidad a las políticas de estabilidad que se han logrado con enorme disciplina y esfuerzo durante los últimos años. Ello con el objetivo de apuntalar la fortaleza de nuestra economía para el beneficio de las familias”.

Aprovechó para decir que su antecesor, José Antonio Meade, hizo una buena conducción de las finanzas públicas y de la economía mexicana, a pesar del complicado entorno externo que se tenía.

POCO MARGEN DE MANIOBRA

Héctor Villarreal, director general del Centro de Investigación Económica, refirió que si bien es positiva la designación de González Anaya, el problema es que para lograr una verdadera consolidación fiscal el gobierno tiene poco margen de maniobra.

“A mí me parece que estamos lejos de una verdadera consolidación fiscal. Sí hubo un programa de austeridad fuerte, pero hay una serie de problemas estructurales que siguen ahí presentes en las finanzas públicas que hay que arreglarlos y siguen pendientes”.

Luis Adrián Muñiz, analista de Vector Casa de Bolsa, dijo que si bien es positiva la designación de González Anaya, otro de los retos que deberá enfrentar el nuevo secretario es la confianza de las expectativas que proyecta en los paquetes económicos.

“Lo que tiene que lograr la Secretaría es recuperar la credibilidad de la institución, por mucho tiempo dijo que la deuda iba a bajar y año con año incumplía, y el no cumplir con sus expectativas hace que los mercados lleguen a perder la confianza”, indicó. Agregó que tiene que lograr la confianza del mercado reduciendo realmente la deuda como porcentaje del PIB.

Por su parte, Miguel Messmacher, subsecretario de Ingresos de Hacienda, comentó que el hecho de que el nuevo secretario de Hacienda busque dar continuidad al plan de consolidación fiscal le brinda certidumbre a la economía y a los inversionistas.

“El paso que ha tenido (González Anaya) tanto en el IMSS como en Pemex ha significado logros importantes desde el punto de vista que repercuten de manera positiva sobre la Secretaría de Hacienda”.

Destacó que en este año, Pemex estará por arriba de las metas de producción, lo cual no sucedía desde hace mucho tiempo.

ECONOMISTA, INGENIERO E INVESTIGADOR

El secretario de Hacienda tiene 50 años, es veracruzano y egresado de economía e ingeniería del Instituto Tecnológico de Massachusetts; realizó una maestría y obtuvo un doctorado en Economía por la Universidad de Harvard.

Ayer, renunció como director general de Petróleos Mexicanos para convertirse en el tercer secretario de Hacienda de la administración del presidente Enrique Peña Nieto y en sustitución de José Antonio Meade, de quien presume es un gran amigo.

No es la primera vez que González Anaya trabaja en la Secretaría de Hacienda, en el 2006 formó parte del equipo de Agustín Carstens y fungió como titular de la Unidad de Seguros, Valores y Pensiones. Después, se desempeñó como jefe de la unidad de coordinación con entidades en Hacienda.

En el 2010 ocupó el cargo de subsecretario de ingresos, cuando Ernesto Cordero fungía como titular de dicha dependencia.

González Anaya es reconocido por ser el arquitecto de la reforma del sistema de pensiones del ISSSTE en el 2007.

Del 2012 al 2016 llevó la dirección del Instituto Mexicano del Seguro Social, donde logró mejorar su situación financiera.

De febrero del 2016 hasta ayer fue director de Petróleos Mexicanos, donde se le ha reconocido también su contribución por buscar mejorar la situación financiera de la petrolera ante bajos precios internacionales del crudo.

González Anaya ha sido investigador sénior y profesor asociado en el Centro de Investigación para el Desarrollo de la Universidad de Stanford. También fue economista sénior para Bolivia, Paraguay y Perú del Banco Mundial.

¿QUÉ FUNCIONES TIENE UN SECRETARIO DE HACIENDA?

  • Realizar o autorizar uso del crédito público
  • Manejar la deuda pública de la Federación
  • Proyectar y calcular los egresos del gobierno federal
  • Planear, coordinar, evaluar y vigilar el sistema bancario
  • Organizar y dirigir los servicios aduaneros y de inspección
  • Controlar el presupuesto de los servicios personales
  • Controlar la política fiscal, financiera y de gasto
  • Lograr las metas de consolidación fiscal del gobierno.
  • Conforma la Comisión de Cambios, junto con integrantes del Banco de México
  • Participa en las reuniones anuales del FMI, Banco Mundial y del Grupo de los 20
  • Encabeza el Consejo de Administración de las Empresas Productivas del Estado como Pemex y la CFE
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s