Arrival. ¿Estamos preparados para conocernos a nosotros mismos?

Si es así, ¿Estamos preparados para conocer a una inteligencia superior?

 

La breve secuencia con que arranca la cinta contándonos del profundo dolor con el que carga nuestro personaje es una belleza de la narrativa cinematográfica, tan breve como efectiva, nos acercamos al personaje principal y empatizamos con su pérdida. Luego pasamos a seguirla durante su vida en el campus. Un día como cualquier otro, salvo que todos los aparatos de comunicación transmiten la misma noticia, hay 12 naves no identificadas que han ocupado distintos puntos del hemisferio terrestre. ¿Quiénes son? ¿Qué es lo que quieren?  ¿Para qué están aquí?  ¿Cuál es su verdadero motivo para estar en la tierra?

 

 

 

Muchas preguntas, para lo cual es necesario obtener una respuesta. Nuestra protagonista en turno se llama Louise Banks es lingüista cuya hija falleció de cáncer y  que se ve involucrada en esta importante y arriesgada misión que implica viajar hasta el corazón de esta misteriosas naves e intentar comunicarse con inteligencia extraterrestre que tecnológicamente es superior a la humana.

 

Acompañada de un grupo de soldados y su fiel compañero Ian Donnelly la transportan hasta las compuertas de esta misteriosa nave que se ha posado en el área silvestre de Montana, así como lo han  hecho otras naves en diferentes puntos del planeta. Ataviados de un llamativo traje de protección -que nos recuerda a los astronautas de 2001 0disea del Espacio- son atraídos hasta el interior para tratar de dilucidar todos estos enigmas que todo el planeta entero se han planteado con la súbita llegada de los alienígenas.

 

 

 

Pero no son naves vacías son habitados por unos seres mezcla de mastodontes y calamares cuyo lenguaje es necesario interpretar prontamente debido a la psicosis mundial y al desconcierto de los gobiernos de las grandes potencias mundiales que ante el pánico en sus calles están a punto de activar sus armas de destrucción masiva en contra de los extraños visitantes sin que estos hayan dado excusas para ello.

 

A la par Louise comenzara a sufrir extraños sueños que la harán retroceder a eventos de sus pasado relacionado con sus hija fallecida  que tienen mucha relación con los eventos de su futuro, todos estos raros sucesos con su mente guardan importante  relación con la comunicación que la doctora en el lenguaje ha establecido  con los hectápodos. A  mi juicio esto es lo más bello y lo más conmovedor de la lograda cinta. Es el principal mensaje que transmite la impresionante cinta de Denis Villaneuve.  Louis en sus esfuerzos por descifrar la razón por la que estos extraños visitantes han llegado a la tierra se hace del conocimiento de una parte muy importante de su historia de vida, en la que ella se entera que tendrá una hija en el futuro, la cual morirá muy joven de cáncer pero teniendo esto presente elegirá la opción de traer vida a este planeta.

 

Amy Adams es el corazón de esta cinta, es la mujer que genera confianza con sus gestos y las que nos termina ganando con su humanidad. No hace falta más que ver su mirada cuando se entera de la noticia en mitad de una clase para tener claro que va a ser una actuación mucho más basada en el lenguaje no verbal que en lo que salga por su boca, donde también clava ese cruce entre determinación y fragilidad del que hace gala en todo momento.

 

Amy

 

 

La película logra sostener a lo largo de 125 minutos un ritmo que no depara en ningún momento y el corazón de la cinta es emotivo, conmovedor al mismo tiempo que logra desarrollar  un tema complejo que va sobre la comunicación o la falta de comunicación en la humanidad, en esa incapacidad de comprender al otro y que en situaciones álgidas puede conducirnos hacia fatales consecuencias.

 

En la cinta no hay destrucción ni extraterrestres intentando invadir la tierra como cualquier típico cuento de Hollywood. Esta cinta es de las mejores cintas que haya producido la Paramount Pictures en mucho tiempo y unos de las cintas más sorprendentes, conmovedoras y celebradas del año 2015. Un hito de la ciencia ficción basado en el libro de Ted Chiang en un tiempo en el que las cintas de ciencia ficción ya no sorprenden.

 

Denis Villeneuve (Quebec, 1973) el cineasta responsable de cintas notables con Jake Gylenhaal (Enemy); Hugh Jackman (Prisioners) y Sicario, el thriller sobre el narcotráfico con Emily Blunt y Benicio del Toro al frente ha conseguido conquistar al público y crítica especializada. Él ya es uno de los mejores hombres de cine de nuestros tiempos. Su próximo trabajo será hacerle un homenaje a una obra sagrada del sci fi de los 80, Blade Runner de Ridley Scott, gane o pierda con esa apuesta, el director ya se ha labrado una tremenda reputación, puesto que es el responsable de películas que difícilmente se olvidan.

 

Arrival  o ‘La Llegada’ como la titularon aquí en México, es una obra tan contundente como conmovedora, su servidor sintió que le salían las lágrimas hacia el final de la cinta debido al alto contenido emocional de la estupenda película. Pocas cintas del género se pueden apreciar de sorprenderte al mismo tiempo que toca las fibras más íntimas de tus emociones.

 

 

 

Por Carlos XOOL.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s